Tu navegador no soporta JavaScript, por lo que algunos efectos del portal se pueden ver afectados. El maquillaje en la farmacia
Título Blog Español transparente

El maquillaje en la farmacia

El maquillaje en la farmacia

Cada piel es un mundo. El sector de la cosmética lo sabe, es por ello que a través del tiempo ha ido formulando diferentes tipos de maquillaje para cubrir las distintas necesidades de cada tipo de piel y del nivel de cobertura deseado. En este artículo hacemos un repaso de cada tipo de maquillaje y sus compomentes principales.

Cuando hablamos de maquillaje y nos remontamos a la antigüedad, nos viene a la mente los colores como el kajal o el khol negro que usaban los egipcios para maquillarse los ojos. Sobre el maquillaje quizás menos, pero ya en la antigua Grecia y Roma se maquillaban la cara. Obviamente, no con los maquillajes que entendemos actualmente. Se usaban productos y linimentos mezclados con tierras y minerales como el plomo blanco en polvo para aclarar el tono de la piel. Actualmente, cuando hablamos de maquillaje como entendemos la base de maquillaje en sí, debemos diferenciar diferentes tipos de productos.

Definimos el maquillaje como un cosmético que tiene una función decorativa para iluminar, colorear y cubrir las imperfecciones de la piel. Podemos observar que las composiciones pueden variar añadiendo otros componentes activos como el filtro solar, activos hidratantes o los anti-edad. Es un producto que puede variar de textura, consistencia y color. Está ideado para aplicarlo en toda la cara, el cuello, el escote y hasta en el cuerpo.

Escoger el maquillaje según las necesidades: cómo cubran

La capacidad de cubrir la piel viene dependiendo del contenido en pigmentos y/o de la densidad de la formula. Los maquillajes que llevan más pigmentos van a cubrir más la piel que losque son más ligeros. Se debe tener en cuenta que cuanto más cubriente es el maquillaje, más artificial se va a ver. Un maquillaje ligero va a ser más natural y sencillo de aplicar.

Los maquillajes muy cubrientes o muy densos corren el riesgo de parecer una careta, por lo que se deben aplicar muy bien y difuminarlos o fundirlos con la piel.

Prefiero aconsejar aplicar más cantidad de maquillaje suave si deseamos una capa más cubriente que utilizar uno muy denso. Además, los maquillajes muy cubrientes y opacos van a destacar más los errores de aplicación. Es muy importante escoger el tono adecuado en este tipo de productos.

Diferentes tipos de maquillaje según textura o densidad

Hay muchos diferentes tipos de maquillajes según texturas, de hecho los hay en barra o compactos, líquidos, en emulsión o en crema o polvo. Igualmente, según la textura, el maquillaje cubrirá más o menos o será más o menos permanente. Por ejemplo, el maquillaje en polvo no cubre ni dura tanto, el compacto dependiendo si es más o menos graso va a cubrir más o menos, las emulsiones pueden ser oleosas, acuosas, silicónicas, minerales, alcohólicas, polvo… Si una piel seca desea un maquillaje especial que le cubra mucho, aconsejaría uno compacto, pero que contenga bastantes lípidos para que le sea más fácil fundirse en la piel y que quede más homogéneo.

Un maquillaje muy natural sería el más líquido. Si además se aplica con brocha, dará un tono todavía más natural a la piel. Por otra parte, la base del producto según el contenido de lípidos le dará más o menos consistencia, por lo que también le aportará más o menos brillo a la piel.

Según brillo o mate

Cuando vamos a comprar maquillaje, algunos son mates, brillantes, luminosos, naturales… Eso depende de los pigmentos que lleven. Algunos son iridiscentes, otros reflejan la luz de diferentes maneras... Un ejemplo sería el uso de la mica para reflejar la luz. También depende del tipo de emulsión con la que están formulados, si llevan más o menos contenido en lípidos y si la parte externa de la emulsión es o no oleosa. Los maquillajes con fase externa oleosa siempre brillarán mucho más. En cambio, los mates se aconsejan para pieles grasas que ya de por sí brillan.

Pero evidentemente el maquillaje se suele poner durante muchas horas en la piel, es por ello se elaboran diferentes tipos:

Maquillaje clásico: es el que conocemos líquido o en emulsión, aunque también podemos encontrarlo en crema. Son, en general, emulsiones O/W o W/O. Podemos encontrar como he indicado más o menos cubriente que depende del contenido en pigmentos, que suele ser entre un 10 y un 15%. Dependiendo del tipo de piel, escogeremos el maquillaje según textura. En piel madura y con tendencia seca es preferible usar una crema, las pieles normales más fluidos y las pieles grasas los más ligeros o emulsiones más líquidas. Se pueden eliminar con un limpiador que se aclare con agua, espumas de limpieza, pero las lociones limpiadoras (tipo leche limpiadora o desmaquillante) son útiles. También se puede eliminar con agua micelar y con aceite de limpieza. Los distintos tipos de maquillaje que podemos hallar son en crema, espuma, emulsión, fluido o líquido. A la hora de aplicarlo, podemos hacerlo como deseemos. Si son más compactos o densos es preferible aplicarlos con la yema de los dedos calentando un poco para que se torne mas fluido y sea mas fácil de aplicar y distribuir por la piel.Los maquillajes en Podemos encontrar distintos grados de cobertura en cada base de maquillaje. 50 farmaventas 51 farmaventas ESPECIAL MAQUILLAJE Un maquillaje muy natural sería el más líquido. Si además se aplica con brocha, dará un tono todavía más natural a la piel. Por otra parte, la base del producto según el contenido de lípidos le dará más o menos consistencia, por lo que también le aportará más o MAQUILLAJE ESPECIAL forma de emulsión o más líquidos se pueden aplicar con las esponjas de látex, de silicona o las brochas de aplicación de maquillajes.

Maquillaje permanente o cubriente: Es un maquillaje denso muy alto en pigmentos, ya que ha de formar una película que sea lo más permanente posible. Ha de emulsionarse con la grasa propia de la piel. Suelen tener la capa externa lipídica o silicónica, ya que se trata de una emulsión W/O o W/S porque deberían ser resistentes al agua y al sudor. Los maquillajes con acabado de siliconas dan la sensación que no lo llevamos, sin embargo son mucho más cubrientes. Estos son los que suelen llevar las personas que trabajan en televisión. Son maquillajes que contienen un 15% de pigmentos o más. Están pensados para personas que deseen cubrir alguna imperfección en sesiones fotográ cas o  lmaciones o para personas que deseen ir maquilladas en contacto con el agua. Puede llegar a cubrir vitíligo, cicatrices o manchas muy marcadas. Para eliminarlo, necesitaremos un limpiador lípido, que puede ser en aceite o en emulsión. Se debe masajear bien el aceite y se fundirá con el maquillaje. Posteriormente, se debe retirar con un pañuelo de papel. Después de este tipo de limpiador, aconsejo que se use un tónico para acabar de arrastrar el resto de aceite y que la piel se note limpia y libre de grasas extras. Lo podemos encontrar en forma de crema, compacto y en emulsión densa. Los compactos pueden ser en barra. Este tipo de maquillaje es muy denso, por lo que es muy importante difuminarlo bien por la cara sin dejarse la línea del cuello y fundir bien la zona de las cejas y la línea del comienzo del cabello. Se debería aplicar con las yemas de los dedos y generalmente es mejor que tengan una temperatura de fusión algo más alta. Si están muy fríos costará mucho eliminarlos y, después, si se desea acabar de difuminar, es ideal usar las esponjas de látex porque son difíciles de aplicar con brocha. Es un maquillaje muy denso, por lo que no aconsejo usarlo a diario ni durante muchas horas seguidas para evitar que se tapone el poro y aparezcan granitos.

Maquillaje en polvo fundente compacto: Visualmente se nota polvo. Sin embargo, en contacto con los lípidos de la piel se emulsiona, por lo que es un maquillaje cubriente pero no muy resistente. Estos maquillajes suelen contener un 60%-80% de polvo de mica, talco o de harina de maíz. Como productos correctores del polvo: nilón, sílice o polimetilsilsesquioxano en un porcentaje de hasta un 5% y otros emolientes. Esta ideado para personas con piel grasa que desean llevarla muy cubierta, ya que suele tener un acabado mate. De hecho, para que la piel quede natural debe estar muy hidratada o ser grasa por sí misma. Se puede eliminar fácilmente al igual que el maquillaje normal. Sin embargo, como es un maquillaje muy denso, es preferible usar una espuma de limpieza que se aclare con agua y posteriormente aplicar un tónico. Lo podemos encontrar en polvo con aplicador como si se tratara de un compacto, pero también los últimos maquillajes actúan como si fuera una esponja. Estos compactos al contacto con el aire y la piel se emulsionan directamente y se funden como si se tratara de un verdadero maquillaje. Lo más habitual es usar el mismo aplicador que lleva: las esponjas de espuma, microfibra o terciopelo son los más habituales. Siempre se deben emplear con la piel bien hidratada y aplicarlo presionando ligeramente en la piel, sin repartirlo

Crema con color: Se trata de una crema de tratamiento, antiarrugas, hidratación o nutrición a la que se le ha añadido pigmentos para que den tono a la piel. No son maquillajes propiamente, ya que no van a cubrir como un maquillaje ni van a ser tan permanentes como él, pero sí van a poder unificar el tono. Llevan muy poco pigmento suelen llevar como máximo del 5 al 10%. Está ideada para quiénes deseen una terminación muy natural. Es rápido de poner e ideal para personas que sus características de piel no le permiten usar maquillajes ya que su capacidad de oclusión provocan la aparición de acné o irritaciones. También sirve para personas con piel madura en el que un acabado de crema con color quedará mucho más natural, evitando el efecto careta o máscara. Lo podemos eliminar muy fácilmente, lavando la cara como costumbre. Hemos de tener en cuenta que no es lo mismo aplicarse una crema sin color que con color. Estas últimas pueden ensuciar algo el poro, por lo que si se tiene costumbre de usarlos a diario se debe exfoliar la piel de vez en cuando. Existen diferentes tipos, dependiendo del tipo de piel para el que este indicado. Podemos hallar cremas con color para piel acneica que, a la vez que un maquillaje, actuará como un tratamiento para secar los posibles granitos. Para la piel muy seca será más nutriente, evitando el cuarteamiento o que se marquen más las líneas finas. Entre este tipo de cremas podemos encontrar: BBcream o un Blemish balm, que se trata de una crema para cubrir o disimular imperfecciones. También contamos con la CC cream o colour correcting, algo más densas que la BB cream. Otro tipo que podemos ver son los filtros solares con color. Son productos que son justo lo contrario: Filtros solares que aportan color. Es ideal para las personas que les gusta tener tono en la piel y les gusta ir a la playa con algo de color o para uso diario en zonas donde hace mucho sol. Se aplica directamente con las yemas de los dedos, al igual que aplicaríamos una crema cosmética o un maquillaje. También se puede poner con una esponja de maquillaje. Es preferible aplicarlo en poca cantidad y aumentar la capa si se desea. Se puede usar como producto único , pero puede servir igualmente de base de maquillaje y encima acabar con polvos o colorete. 

Maquillaje no maquillaje: Se trata de los últimos productos, muy líquidos, con efecto muy natural siendo maquillajes. Para ello, muchos de ellos llevan algún componente volátil que al aplicarlo en la piel desaparece. De este modo, se consigue este efecto de maquillaje al quedar el pigmento. Son maquillajes que su composición suele llevar muchos pigmentos iluminadores. Estos reflejan la luz y disimulan las imperfecciones. La cobertura que presentan es muy ligera, hidratante y no brilla. Tiene un máximo de 5% de pigmentos aproximadamente, siempre dependiendo del producto. Algunos contienen siliconas volátiles que desaparecerán al aplicarse como son las ciclosiliconas. Ideado para gente que le gusta dar una imagen muy cuidada, pero con imagen muy casual o vestir muy cómodo. Si esta bien aplicado quedan muy bien y muy suave, perfectos para quien quiera dar el efecto cara lavada. Son maquillajes muy fluidos, por lo que serán muy fáciles de aplicar y muy fáciles deeliminar con una simple agua micelar. Podemos encontrarlos en ampollas, en formato de sérum, aunque también podemos encontrarlo en forma de lociones. Lo ideal es con la yema de los dedos o las esponjas de látex. Para difuminarlo con una brocha grande, el maquillaje debe estar muy bien difuminado para que se confunda totalmente con la piel. Se suele combinar con varios tonos del producto para poder poner más claros en las zonas más profundas y unificar el tono. Para dar el efecto nomaquillaje o natural, es muy habitual usar más de un tipo de producto para poder jugar con sombras y reflejos.

Maquillaje corporal: Está pensado para el cuerpo, por lo que dependiendo de la función que deseemos será más o menos cubriente para corregir o para embellecer o dar tono a la piel corporal. Tanto para disimular imperfecciones en el cuerpo como cicatrices, varices o manchas o para quien desee tener color en la piel. Dependiendo si son waterproof o resistentes al agua se deben eliminar con un aceite limpiador y después simplemente con agua y jabón. Aconsejo aplicarse una crema hidratante después de eliminar el maquillaje corporal. Cubrientes para tapar manchas, varices, cicatrices, son muy compactos, densos y suelen ser resistentes al agua para poder bañarse o nadar sin que se eliminen. También los hay naturales para dar tono a la piel, como pueden ser los maquillajes para piernas que hace efecto de medias o pantys. Estos suelen llevar pigmentos iridiscentes, de modo que suelen difuminar la luz, disimulando las posibles imperfecciones de la piel. Podemos darles un uso de autobronceadores de uso diario, pero no son realmente autobronceadores. Les conocemos como “self-tan wash off” que es el producto que da la sensación de bronceado, pero se elimina con el lavado. Este producto no es nada cubriente. Es preferible hidratar la piel antes de aplicarlo para que quede uniforme, sobre todo teniendo en cuenta las zonas donde la piel es mas seca como los codos o las rodillas, en las que se podría acumular mas cantidad de maquillaje.

 

Composiciones habituales, los pigmentos

Los maquillajes contienen el pigmento que aporta el color y cobertura, el emulsionante o la base y el excipiente o el producto que va a fluidificar más o menos el producto. Pueden incluir otros componentes como filtro solar, agentes hidratantes, antioxidantes u otros propios de los cosméticos.

Los pigmentos que se usaban antiguamente eran en su mayoría polvos de metal, pero están actualmente casi todos prohibidos. Algunos de ellos podría ser el plomo blanco que aclara la piel, el fosforo rojo, que era el colorete para dar rubor y así muchos otros en los que incluyen el plomo, arsénico, mercurio y al antimonio. Toda esta lista son productos que la mayoría contenían metales o extractos naturales del reino animal como podría ser la cochinilla que da el color rojo. Sin embargo, los maquillajes continúan usando metales. De hecho, el tono blanco suele ser oxido de zinc, otros pigmentos son oxido de hierro o dióxido de titanio, caolín, que darán tono rojo, amarillo y negro con la combinación se consigue el color final del producto.

La mica es otro de los pigmentos muy habituales que, además, forma parte de la propia composición en los cosméticos maquillajes y ayuda a que sean más brillantes. Es concretamente uno de los componentes que llevan los iluminadores. También pueden contar con la sericita (mica mucho mas fina) o el oxicloruro de bismuto. 

La eosina es otro de los componentes rojizos que pueden dar color al maquillaje, sobre todo a los más permanentes, que en contacto con la humedad de la piel se produce una reacción que le da una tonalidad rosada.

En cuanto a coloraciones naturales, contamos con tierras coloreadas, cortezas de arboles, extractos vegetales de plantas y por supuesto están los pigmentos sintéticos.

Los pigmentos de los maquillajes son la parte del producto más controvertida, ya que es el componente que generalmente puede provocar alergias o reacciones adversas. Se ha ligado el plomo y el cadmio a enfermedades cancerígenas, es por ello que estos pigmentos están prohibidos o en desuso. Sin embargo, en los maquillajes o bases de color los pigmentos suelen ser menos agresivos para no convertirse en la causa de alergias. Los colores verdes o azules de las sombras y lápices para los ojos son los cosméticos de color mucho más frecuentes causando alergias. 

 

(Artículo de Meritxell Martí - @farmaciameritxell - publicado en el núm. 145 de Farmaventas) 

Compartir:

Datos iDermo

Productos Productos: 4.607
Productos visitados Productos visitados: 12.476.713
Laboratorios Laboratorios: 94
Marcas Marcas: 300
Valoraciones Valoraciones: 11.961