Tu navegador no soporta JavaScript, por lo que algunos efectos del portal se pueden ver afectados. Cuidado de pies y manos
Título Blog Español transparente

Cuidado de pies y manos

Cuidado de pies y manos

Artículo por Aina Bordoy.

Estamos muy al día sobre el cuidado del rostro y del cuerpo, pero no debemos olvidar dos zonas que no siempre tenemos en cuenta: las manos y los pies.

Las manos y el rostro son de las zonas más expuestas a las agresiones externas (frío, viento, contaminación, radiación solar…). Son, en consecuencia, una de las zonas donde más se observa el envejecimiento de nuestra piel. Estas condiciones vuelven la piel más sensible y además, debido a la situación actual, los últimos meses hemos estado utilizando productos como productos de limpieza más agresivos, guantes, geles hidroalcohólicos, nos hemos lavado las manos más frecuentemente… lo que ha podido empeorar su aspecto.

 

Como cuidar las manos:

El jabón, además de eliminar la suciedad de las manos, tambiém elimina parte de la capa hidrolipída que protege l apiel. Así que en el momento de lavarnos las manos con jabón, nos conviene usar jabones de limpieza syndet, es decir, jabón sin detergentes sintéticos, que mantienen el manto hidrolipídico de la piel. Es manos muy irritadas y secas, son buenas opciones los productos de limpieza al aceite, que aportan una mayor hidratación, nutrición y confort. En cuánto a la temperatura, mejor lavarse las manos con agua fría o templada.

Es necesario hidratar las manos con frecuencia, al igual que lo hacemos con el rostro u otras zonas del cuerpo, con productos específicos para ello. Buscar formulaciones con activos hidratantes, nutritivos y que aporten flexibilidad y suavidad a la piel como las ceramidas, glicerina, manteca de karité, omegas, aceite de argán, ácido hialurónico, urea o pantenol. Pueden incluir también activos calmantes y cicatrizantes como la niacinamida, alantoína, aloe vera, centella asiática y aceite de rosa mosqueta.

Para prevenir el envejecimiento prematuro así como las hiperpigmentaciones en las manos es necesario que las cremas incluyan filtros frente a la radiación UVA y UVB. No hay que olvidar que la radiación ultravioleta A está presente todo el año y que incluso es capaz de atravesar las nubes y los cristales.

Con el paso de los años, además, hay una pérdida de melanocitos que sintetizan melanina protectora frente a las radiaciones solares y las agresiones externas. Esto hace que nuestra piel esté más desprotegida y aparezcan manchas en el dorso de las manos con la edad. En este caso se pueden utilizar cremas específicas de manos o los mismos productos del rostro con activos despigmentantes, como el ácido kójico, elágico, ácido azelaico, niacinamida.

No hay que olvidar las uñas, que son también una zona importante a tener en cuenta con lo que respecta a sus cuidados. La mayoría de los problemas relacionados con las uñas suelen ser un problema temporal, como por ejemplo un déficit de vitaminas, minerales o aminoácidos. También influye el cuidado que llevemos de estas, como puede ser el esmaltado permanente, que hacer que se debiliten, se rompan con mayor facilidad e incluso se puedan camuflar problemas de uñas como es el caso de la onicomicosis, la infección por hongos.

 

¿Cómo podemos cuidar las uñas?

  • Es importante seguir los mismos consejos que en el caso del lavado de manos: mejor agua fría y productos syndet.
  • Evitar los esmaltes con tolueno, ftalatos, formaldehído, alcanfor o resinas de formaldehído. Utilizar productos para fortalecer, nutrir e hidratar la queratina con ácido hialurónico catiónico, vitaminas (A, B5, C, E, F), aceite de almendras.
  • Se recomienda cortar las uñas rectas y elegir mejor limas de cristal o cartón.

 

Productos de iDermo relacionados con este post:

DERMOPAN PASTILLA CREMA MANOS ECO PIELES SENSIBLES SEBAMED CREMA DE MANOS Y UÑAS

.

Los pies son otro de los grandes olvidados de nuestro cuerpo y que solo tendemos a cuidarlos con la llegada del verano, cuando nos quitamos los zapatos cerrados y nos disponemos a utilizar las sandalias. Los talones agrietados y secos son uno de los problemas más frecuentes y que puede llegar a ser grave en los casos de personas con diabetes, llegando a producir úlceras e incluso en muchos casos, infecciones.

La piel de los pies es mucho más gruesa que la de otras zonas del cuerpo y pobre en glándulas sebáceas, por lo que tiende a deshidratarse con facilidad y a provocar las famosas grietas y fisuras. Además, los talones soportan el peso corporal y la fricción durante todo el día e influye mucho el tipo de calzado, tacón y amortiguación.

 

Como cuidar los pies: 

También es muy común la presencia de callosidades, que no son más que un acúmulo de células por un proceso conocido como hiperqueratinización. Estas son una respuesta de nuestro cuerpo ante la fricción o presión en diferentes zonas del pie, por no pisar correctamente o tener deformidades como pueden ser los juanetes o los dedos en martillo, cuando estos se doblan como una garra. Las plantillas o taloneras ayudarán a evitar la presión en las zonas de mayor roce o presión. 

Además, existen multitud de productos comercializados que nos ayudarán a mejorar la apariencia de estas callosidades, durezas, fisuras y aportar hidratación y nutrición a los pies. Estos productos hay que utilizarlos de forma constante, de nada sirve aplicarlo unas semanas antes del verano y no volver a utilizarlos hasta el año que viene.

La urea es uno de las activos más utilizados y la podemos encontrar entre el 5% y 50%. Alisa y elimina las células muertas, aporta hidratación a la piel, es queratolítica a altas concentraciones, mejora la función barrera y es antipruriginosa. 

Los alfahidroxiácidos, como el ácido glicólico y el ácido láctico, también son muy utilizados porque alisan y suavizan la superfície cutánea de los pies. Eliminan las células muertas y renuevan la capa superficial. Los betahidroxiácidos, como el ácido salicílico, también son muy eficaces para el tratamiento de las callosidades, fisuras y para mejorar la textura de la piel.

Además, deben incorporar activos hidratantes, nutritivos y reparadores de la barrera epidérmica como las ceramidas, el ácido hialurónico o la manteca de karité.

Es importante limpiarnos bien los pies cuando estamos en la ducha y luego secarlos con una toalla, haciendo hincapié entre los espacios interdigitales, evitando que la humedad favorezca la aparición de hongos. El pie de atleta es una de las infecciones micóticas más comunes que puede llegar a ser muy molesta por el picor que produce, e incluso en muchos casos, dolor. Es muy típica del verano por el hecho de andar descalzos en duchas públicas, piscinas, vestuarios o por llevar calzado cerrado en verano y que se produzca una maceración por una sudoración excesiva.

En estos casos es recomendable utilizar desodorantes, ya sean en formato polvo o en spray, con activos absorbentes como el óxido de zinc para absorber el exceso de humedad en la piel y el mal olor, que muchas veces está relacionado con el sudor.

En el caso de tener que utilizar calcetines, sobretodo con la llegada del verano y del calor, s importante siempre el uso de calcetines de algodón cien por cien. Estos son los más adecuados para absorber el sudor y mantener los pies secos. 

Productos de iDermo relacionados con este post:

UREAREPAIR PLUS CREMA DE PIES CREMA DE PIES REPARADORA LIPIKAR PODOLOGICS CREMA HIDRATANTE PIES

Compartir:

Datos iDermo

Productos Productos: 4.674
Productos visitados Productos visitados: 15.469.052
Laboratorios Laboratorios: 92
Marcas Marcas: 300
Valoraciones Valoraciones: 12.149