La piel en Invierno (I)

La piel en Invierno (I)

Artículo realizado por: Loli Caro, Licenciada en Farmacia y Dermoconsejera. IG: @lolicarofarma

 

Después del verano seguramente hemos notado algunos cambios en la piel y es debido a los efectos nocivos del sol y las altas temperaturas.

Es por ello que las necesidades de nuestra piel han cambiado y por eso, tenemos que hacer algunos cambios en nuestra rutina cosmética.

 

¿Qué cambios hemos notado en nuestra piel en verano?

Deshidratación

La piel en verano, con las altas temperaturas, cloro, sal, aire acondicionado, se deshidrata... Se produce una alteración de la epidermis y de la función barrera de la piel y como consecuencia se vuelve más seca.

Engrosamiento

Como consecuencia de las radiaciones solares, la piel se engrosa como defensa a la agresión y se produce una hiperqueratosis... por tanto, vamos a ver la piel más gruesa al tacto, mate, sin brillo, apagada.

Sensibilidad

Las radiaciones solares y las altas temperaturas van a producir una disminución del sistema inmunitario, va a dejar la piel más sensible, produciendo una vasodilatación en los capilares y va a desencadenar rojeces en la piel y empeoramiento de patologías como la rosácea.

Envejecimiento

Evidentemente, las distintas radiaciones van a producir daño en la piel que se va a reflejar en arrugas más marcadas y flacidez.

Acné

Es normal que en verano y sobre todo en el periodo que estamos de vacaciones, sin trabajar que el acné mejore, ya que el sol tiene un componente antiinflamatorio y el nivel de estrés baja considerablemente, puesto que es uno de los responsables de que empeore esta patología... pero desgraciadamente después del verano vemos muchos brotes de acné en la farmacia.

Manchas

Es unas de las mayores preocupaciones o consultas que nos van a llegar a la farmacia después del verano... ya que nuestro organismo ha generado más melanina como mecanismo de defensa frente a las radiaciones solares y esta melanina no se va a formar por igual en todas partes formándose discromías.

 

¿Qué podemos hacer para mejorar esos efectos provocados por el sol?

Hidratación:

Se produce una alteración de la función barrera de la piel… y ¿Qué es la función barrera? Su finalidad es evitar la pérdida de agua y electrolitos, manteniéndola hidratada y a su vez, actúa como defensa impidiendo la entrada de microorganismos, bacterias, hongos... Cuando esta función barrera de la piel se altera, se pierde agua, la piel se deshidrata y al mismo tiempo los patógenos producen inflamación e infecciones cutáneas y patologías como dermatitis atópica o rosácea.

La barrera cutánea está formada por agua y lípidos cementantes como colesterol, ácidos grasos y ceramidas.

La radiación solar va a producir un desequilibro entre agua y lípidos … por tanto, necesitamos cosméticos con activos humectantes que nos aporten el agua necesaria y también activos emolientes que nos van a aportar los lípidos perdidos.

1- Como activos hidratantes debemos buscar:

Ácido hialurónico: es higroscópica, capaz de retener hasta 1000 veces su peso en agua. Molécula de gran tamaño que se queda en la superficie de la piel y otros hidrolizado y acetilado de menor tamaño que son capaces de penetrar y tener efecto rellenador de arrugas.

Pantenol: derivado de la vitamina B5, es un magnífico hidratante y tiene efecto protector de la barrera cutánea con efecto antiinflamatorio.

Urea: propiedades hidratantes a bajas concentraciones, pero a concentraciones altas tiene actividad queratolítica (psoriasis, durezas, callosidades)

Alantoína: además de hidratante, tiene propiedades calmantes.

Glicoles: como Glicerina, Propilenglicol

Aloe Vera

2- Como activos emolientes debemos buscar:

Mantecas: Karité, Coco, Cacao.

Aceites: Jojoba, Rosa Mosqueta, Almendra Dulces, Ricino, Oliva, Argán, Moringa…

Ceramidas: Ceramida 1, Ceramida NP (3), Ceramida AP (6) las más usadas Colesterol Siliconas Glicerina también es emoliente además de hidratante.

Vaselina y Lanolina: que además de emolientes son oclusivos, evitando así la evaporación de agua

 

Engrosamiento:

Para mejorar la hiperqueratosis tenemos que usar exfoliantes que van a eliminar células muertas, van a limpiar el poro y nos va a dar luminosidad a la piel. Tipos:

- Físicos o mecánicos: los conocidos scrub, con gránulos (polvos, micropartículas)… Se usan con piel húmeda, con leve masaje y se retiran con agua. Son partículas de distinto tamaño y se desaconsejan en pieles sensibles, rojeces, acné (1 - 2 veces semanas)

- Químicos: van a disminuir la unión entre corneocitos y disuelve el cemento intercelular, facilitando la descamación y renovación celular. En este grupo entrarían:

     - Alfa hidroxiácidos AHA: glicólico, málico, láctico, tartárico, cítrico… podemos encontrar hasta 20 % para pieles resistentes y se recomendaría 1 vez a la semana y a concentraciones más bajas 10% (2 – 3 veces en rutina nocturna).

     - Beta hidroxiácido: Ácido Salicílico, ideal para mantener el poro limpio y se usan en lociones diarias.

- Enzimáticos: son enzimas proteolíticas que rompen las estructuras de las proteínas de los corneocitos, debilita la unión de corneocitos y favorece su desprendimiento. Indicados en pieles sensibles, acné, rosácea, Las enzimas más usadas son la papaína, procedente de la papaya y la teobromina, procedente de la piña. Su uso se recomienda 1 – 2 veces semana o 15 días.

 

Incorporación de Antioxidante:

El sol es uno de los factores que alteran el ADN celular, va a provocar oxidación de las células y va a formar radicales libres que van a producir el envejecimiento celular… por tanto, es fundamental el uso de antioxidantes en nuestra rutina para prevenir el envejecimiento prematuro provocado por el sol y por otros factores del famoso EXPOSOMA como son la contaminación, el estrés, falta sueño, mala alimentación o el tabaco. Entre los antioxidantes más conocidos están:

Vitamina C

Vitamina E

Niacinamida

Resveratrol

Ácido Ferúlico

Superoxidodismutasa

Pycnogenol

 

Para resumir… es necesario recuperar la función barrera de la piel con cosméticos que contengan activos hidratantes y emolientes, hacer exfoliación semanal para recuperar la luminosidad de la piel, eliminar células muertas y de este modo mejorar la penetración del resto de cosméticos para que hagan más efecto y usar antioxidantes para frenar el daño oxidativo y el envejecimiento prematuro. Y por supuesto usar fotoprotección solar todos los días del año… Al igual que solo tenemos una vida y tenemos que vivirla… también tenemos una sola piel y tenemos que cuidarla de la mejor manera posible.

Datos iDermo

Productos Productos: 5.664
Productos visitados Productos visitados: 29.647.481
Laboratorios Laboratorios: 113
Marcas Marcas: 341
Valoraciones Valoraciones: 13.437

¡Síguenos en Redes!

Contacto

Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21