La importancia de una correcta higiene facial

La importancia de una correcta higiene facial

La piel actúa como una barrera protectora frente a los agentes externos y recibe sobre su superficie una gran cantidad de partículas procedentes del medio ambiente, las cuales, al combinarse con los corneocitos (células muertas) y las secreciones corporales, además de taponar los poros, constituyen un sustrato idóneo para facilitar el desarrollo de una gran variedad de microorganismos alterando el equilibrio de la microbiota cutánea, lo que puede originar la aparición de diversas patologías cutáneas.

El propósito principal de la higiene facial es retirar los restos de suciedad acumulada en la superficie de la piel (generada por ella misma o procedente de residuos medioambientales), siendo en su mayor parte de naturaleza lipófila (grasas procedentes del sebo y de los lípidos epidérmicos), materiales proteicos (restos de sudor y corneocitos descamados) y residuos cosméticos (restos de maquillaje y protectores solares).

La suciedad que se acumula en la superficie de la piel es difícil de eliminar por simple arrastre con agua que solamente va a ser capaz de eliminar el sudor, restos hidrosolubles y corneocitos desprendidos, por ello es necesario utilizar limpiadores específicos que incluyen en su formulación tensioactivos, capaces de favorecer la solubilidad de la suciedad de naturaleza hidrófoba.

 

Mecanismo de acción

Los productos de limpieza facial deben ser capaces de eliminar de la superficie cutánea una combinación de compuestos hidrosolubles, liposolubles e incluso impurezas insolubles. Los distintos tipos de limpiadores actúan básicamente solubilizando los primeros y emulsionando o dispersando todos los demás.

Deben ser productos adecuados a la fisiología de cada tipo de piel (seca, grasa, normal, con tendencia acenia), respetuosos con el pH eudérmico, no mostrar efectos ni irritantes, ni sensibilizantes y conseguir eliminar la suciedad de la piel pero respetando al máximo los lípidos cutáneos.

 

¿Cómo se consigue?

Mediante el uso de tensioactivos y agentes espumantes, con propiedades limpiadoras, combinados con otros ingredientes funcionales que mejoran la reología, el valor sensorial y el estado final de la piel y además, evitan posibles irritaciones.

Existen diferentes tipos de tensioactivos que son sustancias capaces de formar micelas durante el proceso de limpieza. Se mezclan con la grasa de la suciedad, recogiéndola dentro de la micela, disminuyendo la tensión superficial entre el residuo y el tensioactivo, facilitando su eliminación. El mecanismo de limpieza puede ser de diferentes tipos: 

- Por solubilización: la suciedad se retira con un algodón impregnado en el limpiador. Es debido a la propiedad que tienen las micelas de disolver sustancias prácticamente insolubles en agua.

- Por emulsificación: se aplica directamente sobre la piel y luego se forma una emulsión O/A en contacto con el agua permitiendo eliminar toda la suciedad mediante el proceso de aclarado.

Algunos tensioactivos pueden resultar potencialmente irritantes para la piel dependiendo entre otros factores de la concentración que incluya la formulación, de las combinaciones de tensioactivos, del pH del producto acabado y del tipo de piel y la susceptibilidad personal.

El producto cosmético para la higiene de la piel debe tener una cosmeticidad agradable para el consumidor y una adecuada viscosidad que facilite su aplicación, además de ser capaz de eliminar la suciedad de una forma eficaz y tener un aclarado fácil y rápido.

 

Tipos de cosméticos limpiadores

 

1. Soluciones micelares

Son soluciones acuosas que incluyen tensioactivos, la mayoría no iónicos, formando micelas con la parte hidrófoba hacia el interior. Estas se abren en contacto con la grasa de la piel (suciedad y restos de maquillaje y protector solar), recogiéndola en el interior de la micela y retirándola con el algodón utilizado para su aplicación que además por arrastre elimina los corneocitos y restos de otras partículas de la superficie de la piel. Se pueden utilizar como segundo paso de la doble limpieza nocturna ó como único producto de limpieza por la mañana.

AGUA MICELAR CALMANTE 3 EN 1 - TODAS LAS PIELES DERMATOCLEAN (HYALURON) ESPUMA MICELAR SOLUCIÓN MICELAR 3 EN 1

 

2. Aceites limpiadores y desmaquillantes

Suelen contener un tensioactivo con el que forman una micela con la zona hidrófila hacia el interior, de esta manera el aceite disuelve la suciedad y el resto de las grasas y a continuación se retiran los restos de suciedad con agua gracias a la acción del tensioactivo. Dentro de esta categoría destacan los “get to milk” que consisten en una mezcla de humectantes como la glicerina y aceites vegetales que se convierten en una emulsión fluida en contacto con agua. Son productos más suaves que los limpiadores que forman espuma y no aportan sensación de sequedad en la piel, por lo que se recomiendan frecuentemente en la higiene diaria de pieles secas.

CORNFLOWER CLEANSING OIL 100 ML (906) ACEITE LIMPIADOR FACIAL MIA DEXYANE ACEITE LIMPIADOR SOBREGRASO EXOMEGA CONTROL ACEITE LIMPIADOR

 

3. Leches limpiadoras

Son limpiadores que engloban la suciedad, junto con el sebo y las demás grasas procedentes de la piel dentro de las micelas. Además, incorporan una fase oleosa que ayuda al proceso de disolución de las grasas. Se aplican en seco y se retiran con ayuda de un disco de algodón. Están indicadas especialmente para pieles secas.

LAIT-CRÈME CONCENTRÉ VICHY PURETÉ THERMALE DESMAQUILLANTE INTEGRAL 3EN1 LECHE LIMPIADORA 3 EN 1 CON CAMOMILA Y MIEL - ROSTRO Y OJOS

 

4. Emulsiones limpiadoras al agua

Son emulsiones que se aclaran con agua. Además de los tensioactivos incorporan ingredientes emolientes como aceites y extractos vegetales, humectantes como la glicerina y otras sustancias activas (vitaminas, antioxidantes), con la finalidad de hidratar, proteger y refrescar la piel. Al unir todos los ingredientes se forma una emulsión que se aplica sobre la piel y una vez que ha eliminado toda la suciedad se retira con agua. Es un tipo de limpieza muy eficaz indicada para todos tipos de piel sin dejar sensación de tirantez.

DERMATOCLEAN (HYALURON) EMULSIÓN LIMPIADORA SUAVE SINDET EMULSION EMULSIÓN 3 EN 1 FACIAL & OJOS CON CAMOMILA & MIEL

 

5. Desmaquillantes de ojos

Todos los limpiadores no son bien tolerados por la zona ocular y en ocasiones es necesario recurrir a productos específicos como los desmaquillantes de ojos bifásicos o en textura gel. Incorporan tensioactivos no irritantes (no iónicos y/o anfóteros) combinados con ingredientes emolientes, humectantes y/o extractos vegetales con función calmante. Lo ideal es que el pH de estos cosméticos sea cercano al del fluido lacrimal (6.5-7.5) ya que de no ser así puede provocar irritaciones.

HD DETOXIFIER DESMAQUILLANTE DE OJOS DESMAQUILLANTE DE OJOS FISIOLÓGICO
DESMAQUILLANTE OJOS MICELAR

 

6. Toallitas desmaquillantes

Son tejidos cuya especial composición permite incorporar lociones desmaquillantes y constituyen una alternativa cuando tenemos poco tiempo, pero no realizan una limpieza muy eficaz, por lo que no se recomiendan como único producto de limpieza.

TOALLITAS LIMPIADORAS PIEL NORMAL A SECA TOALLITAS LIMPIADORAS PARA CARA Y OJOS

 

7. Jabones

Químicamente los jabones son sales obtenidas a partir de ácidos grasos o sus glicéridos y bases inorgánicas u orgánicas, las cuales, al entrar en contacto con el agua, dan lugar a soluciones acuosas de pH alcalino que resultan agresivas y mal toleradas por cualquier tipo de piel, siendo deslipidizantes y alterando la función barrera.

Es por ello que no resultan aconsejables, ya que debido a su gran eficacia limpiadora eliminan además de los restos de suciedad, las secreciones de las glándulas sebáceas y restos de maquillaje, parte de la capa hidrolipídica natural de la piel. En pieles grasas debido a la fuerte actividad de sus glándulas sebáceas responderán produciendo más sebo para restablecer la continuidad del manto hidrolipídico, mientras que las pieles secas y normales al producirse una eliminación de la capa protectora cutánea recuperar esta normalidad requerirá un mayor tiempo y esfuerzo pudiendo presentarse enrojecimiento, sequedad y descamación.

 

 

8. Syndents 

Como alternativa a esta gama de productos aparecieron los syndents, con mayor dermocompatibilidad, que se conocen comúnmente como “jabones sin jabón”, ya que no se obtienen por saponificación como las pastillas de jabón clásicas.

Son tensioactivos de naturaleza ligeramente ácida o neutros que se caracterizan por presentar poder detergente y espumante, con propiedades emulsificantes y humectantes y un pH, cuando se hallan en solución, alrededor de 5.5, valor que se corresponde con el pH fisiológico de la piel.

Pueden presentarse tanto en forma de panes dermatológicos, como en forma de jabones líquidos. Debido a su suavidad, resultan adecuados para proceder a la limpieza diaria de la piel del rostro.

 

9. Geles limpiadores

Son soluciones detergentes formuladas con polímeros que confieren la consistencia de gel a la preparación (mayor viscosidad). Se caracterizan por proporcionar una agradable sensación de frescor a la piel tras su aplicación. Según la función del tensioactivo y su concentración se pueden conseguir productos espumantes pero con alta tolerancia. En este caso no hay fase oleosa y los tensioactivos realizan la función de emulsificación, limpieza y formación de espuma. La ausencia en su formulación de componentes grasos hace que este tipo de formulaciones esté especialmente indicado para la limpieza diaria de pieles acneicas y seborreicas. Se retiran aclarando con agua.

SKINCEUTICALS SIMPLY CLEAN RÊVE DE MIEL GEL LIMPIADOR DERMATOLÓGICO ROSTRO Y CUERPO GEL LIMPIADOR

10. Limpiadores exfoliantes

Hemos habado hasta el momento de aquellos limpiadores que basan su efecto en las propiedades de solubilización o emulsionamiento de impurezas y suciedad. No obstante, existen también otros tipos de preparados de limpieza que incorporan partículas con función abrasiva y con su aplicación se pretende eliminar de forma mecánica las células muertas más superficiales del estrato córneo y la desobturación de los poros. Este tipo de limpiadores se consiguen mediante un proceso industrial al añadir a cualquiera de las formulaciones anteriores ingredientes como semillas de frutas trituradas o de frutos secos, entre otros.

Además de la acción puramente higienizante de este tipo de preparados, con su utilización se consiguen otros beneficios: la piel se alisa, mejorando su textura y luminosidad; la limpieza de los poros facilita la penetración y, por tanto, aumenta la eficacia de cualquier tratamiento cosmético posterior, y, gracias al masaje que debe realizarse para su aplicación, se produce la estimulación de la microcirculación sanguínea periférica.

En este tipo de productos se pueden diferenciar dos grandes grupos de componentes: el agente exfoliante y el vehículo. En muchas ocasiones con la formulación de este tipo de productos se pretende una acción combinada, por lo que es frecuente encontrar los agentes exfoliantes vehiculizados en cualquiera de los preparados para la limpieza cutánea anteriormente comentados. Una peculiaridad a tener en cuenta en las cremas y lociones exfoliantes es que deben poseer unas buenas propiedades suspensoras, viscosizantes y lubricantes, ya que, por un lado, deben mantener las partículas abrasivas en suspensión durante la vida útil del producto y, por el otro, deben permitir un desplazamiento fácil por la superficie cutánea.

 

 

 

LIMPIADOR EXFOLIANTE ILUMINADOR LIMPIADOR EXFOLIANTE FACIAL ALBARICOQUE ROSA SALVAJE LIMPIADOR EXFOLIANTE

 

(Fragmento del artículo "La importancia  de una  correcta higiene facial y corporal", por Izaskun Ruiz, Farmacéutica comunitaria. @dermoskinfar)

Datos iDermo

Productos Productos: 5.454
Productos visitados Productos visitados: 27.398.328
Laboratorios Laboratorios: 111
Marcas Marcas: 337
Valoraciones Valoraciones: 13.154

¡Síguenos en Redes!

Contacto

Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21